Tipos de cañas de pescar

Los tipos de las cañas de pesca teniendo en cuenta la forma y su uso son los siguientes. Podemos destacar en un primer lugar las cañas por su forma y acción y en un segundo lugar por la zona o el uso que se le da a la caña.

Cañas de pesca Casting y Spinning

  • Surfishing: Pesca en la zona de la rompiente de las olas o detrás de ellas, con una caña de acción rápida que admita plomos de 100 a 200 gramos. La importancia del peso viene dada por la necesidad de que estos se anclen en el fondo evitando que la corriente arrastre al pescador.
  • Spinning (imagen 1): Pesca que utiliza un señuelo artificial o natural y mantenerlo en movimiento para provocar el ataque de peces cazadores. Para este tipo de pesca se usan equipos muy ligeros y de acción media y con anillos grandes que permiten que  la línea se mueva con libertad. Este tipo de pesca se realiza cerca de la orilla.
  • Pesca de escollera liviana, que se practica en la costa, en zonas de muy poca profundidad, embalses y muelles. Se usan cañas de acción lenta.
  • Pesca de escollera, para la cual no existe un solo aparejo adecuado.
  • Casting (imagen 2), lanzamiento de señuelos desde una embarcación, normalmente en aguas bajas, de costa o en ríos. Se usa una caña de acción media.
  • Trolling, consistente en el arrastre de un señuelo desde una embarcación, para lo cual hace falta una caña para embarcaciones con la que pescar presas grandesy fuertes.
  • Flycast o pesca con mosca, la modalidad de pesca deportiva por excelencia, cómo comentábamos antes, para la cual se utilizan cañas de mucha calidad que, en cierto modo, “lanzan” por nosotros, y señuelos artificiales que imitan a los insectos que suelen pescar los peces.
  • Baitcast. Modalidad de pesca que consiste en el uso de un señuelo artificial grande que se mueve imitando los movimientos que pudiera realizar un pequeño pez y así atraer a peces grandes. Es parecido al spinning. Se usan cañas de entre 1,80 y 2,40 metros.
  • Pulso, un tipo de pesca en que no se utiliza nada para detectar el pique. Se usan cañas largas, de entre 5 y 9 metros, y una línea específica llamada lengue-lengue.
  • Flote. Pesca con boyas que marcan el pique. Se usan cañas diferentes según cómo se pesque y normalmente éstas son telescópicas.

Tipos de cañas según su uso

  • Cañas de lanzado o lanzadoras, de una pieza y de hasta 2,1m. de largo, están diseñadas para usarse con cualquier señuelo artificial. Son muy ligeras para poder realizar sesiones de pesca muy largas sin cansarse. Para elegir una buena caña de lanzado hay que fijarse mucho en la calidad de las anillas, porque al realizarse muchos lanzados en cada sesión hay que intentar minimizar el desgaste del sedal. Dentro de las cañas de lanzado pueden distinguirse diferentes grados de rigidez, a tener en cuenta según el tipo de pesca que se vaya a realizar.
  • Cañas de pesca a fondo: Pensadas para la pesca en los fondos de los ríos, se pueden usar también en aguas tranquilas. Tienen entre 2,7 y 3 metros de longitud y las hay blandas y rígidas, cada una de ellas adaptadas a las características del fondo en el que se va a pescar.
  • Cañas de flotador: Miden entre 3.5 y 8 metros aproximadamente, siendo las más largas las más adecuadas para la pesca con flotador (las más cortas se aconsejan para principiantes porque no pesan tanto y son más fáciles de sujetar). Normalmente se usan cañas telescópicas y de gran fortaleza, por lo que la mayoría son de grafito o carbono.
  • Cañas para pesca con mosca: son las más usadas por los pescadores deportivos en todo el mundo, delgadas y flexibles y pensadas para lanzar un anzuelo que imita de alguna manera la forma y los colores de un insecto. Inicialmente se realizaban con madera de tejo o bambú (muy valoradas por su belleza, pero menos duraderas y requieren muchos cuidados) según la zona, pero actualmente suelen ser de fibra de vidrio, fibra de grafito de carbono o algún tipo de aleación ligera. No todas las cañas para mosca son iguales. Cada una de ellas está adaptada al tipo de pescado que se pretende pescar y para las condiciones ambientales en las que se va a usar, y las pensadas para pequeños peces de agua dulce (trucha, salmón…) son más cortas y estrechas que las que se usan para peces grandes de agua salada. Lo más importante a la hora de elegir una caña para pesca con mosca es elegir un carrete y un sedal que se correspondan exactamente con la capacidad de la caña, para evitar descompensaciones.
  • Cañas de pesca a pulso o “al coup”: Son las cañas más rudimentarias en cuanto a sus componentes, ya que prescinden del carrete y el sedal móvil y vuelven a la sencillez de la línea atada al extremo de la caña. Esto permite que el pescador controle el aparejo completamente.
  • Varillas Tenkara: Se trata de una caña específica para la pesca Tenkara que se practica en Japón. Se parece mucho a las cañas de pesca con mosca occidentales, pero, al igual que las cañas de pesca al coup, no utiliza guías ni carretes, ya que el sedal se ata directamente a la parte superior de la varilla. Ésta era tradicionalmente de bambú y desmontable, aunque actualmente suele tratarse de una varilla telescópica de fibra de carbono o grafito.
  • Cañas para pesca con enchufable: sin anillas ni carrete, como las de la pesca al coup, miden más de 10 metros (en los campeonatos oficiales sólo se admiten cañas de 13’5 metros). Son muy delicadas y caras.
  • Cañas para pesca desde embarcación: pensada para ser usada desde barcas o barcos de pesca, debe ser una caña dura, resistente y capaz de resistir los tirones de peces pesados, con un sedal también muy resistente.
  • Cañas para pesca de costa: son las cañas con un diseño más complejo, en el sentido de que existe una amplia gama de cañas para este tipo de pesca y es muy difícil elegir la adecuada.

Punto y aparte merecen las barras de hielo y las barras de mar, cañas gruesas, robustas y pesadas pensadas para la pesca a través de agujeros en el hielo o desde embarcaciones que pescan peces grandes, como los grandes atunes, tiburones…

Todo sobre las cañas de pesca